Sistema modular

La certificación del producto conforme al STANDARD 100 by OEKO-TEX® sigue un sistema modular, esto es, los artículos textiles pueden inspeccionarse y certificarse en cada una de las etapas de la producción (incluida la fabricación de accesorios).

Por tanto, la emisión de un certificado es también posible para:

➔ Materias primas, fibras, filamentos
➔ Hilos, brutos y ennoblecidos
➔ Tejidos textiles, brutos y ennoblecidos (teñidos, grabados, equipados)
➔ Productos de confección prefabricados
➔ Accesorios textiles y no textiles

Los componentes de un producto final que han sido certificados una vez están reconocidos para otros niveles de procesamiento posteriores en otros procesos de certificación mediante la presentación de un certificado válido y de muestras de material representativas y no necesitan volver a ser inspeccionados en el producto final.

Gracias a este principio modular se evitan básicamente inspecciones repetidas y el coste económico de la certificación se distribuye a través de todas las etapas de producción implicadas. De esta manera, la certificación OEKO-TEX® es interesante también para productores de confecciones con artículos de confección con estructuras complejas.

Sobre el fabricante recae la responsabilidad de la calidad humano-ecológica de un producto final, ya que este toma decisiones sobre la composición química al elegir los ingredientes en su etapa de procesamiento correspondiente. El certificado OEKO-TEX® refleja esta responsabilidad por un año de producción conforme a la OEKO-TEX®, ya que exige una integración contractual de la empresa en el sistema OEKO-TEX®.